Archive | junio, 2014

Taller de Dimensión Vegana en stgo de Chile

19 Jun

Amigos y amigas estamos algo ocupados organizando el taller que impartirá Dimensión Vegana en Santiago de Chile por lo cual les pedimos algo de comprensión si nos respondemos los mensajes a tiempo. Un saludo cordial y no olviden apuntarse al taller, aun hay algunos cupos!taller DV santiago chile

no pescado

16 Jun

IMG_9588b
En CVF hoy te enseñamos como convertir un aburrido calabacín en un sorprendente plato con un toque marino. Quien dijo que la cocina vegana no puede ser sabrosa y divertida?

receta para 5 personas

Ingredientes: 1 calabacin grande (zuccini, zapallito italiano), 1 limón, 4 cucharadas soperas harina garbanzo, 1/2 cucharadita de polvos hornear, 1/2 manojo de ciboulete, 1 cuharadita de perejil picado fino, 5 laminas alga nori, 1/4 taza agua fría, aceite para freír, sal, pimienta, comino a gusto.

Preparación: lavamos y cortamos el calabacines en 5 lonchas a lo largo y que tengan 1/2 centímetro de ancho cada una. Dejamos macerar en un bowl con zumo de limón, pimienta comino, sal, ciboulete picado fino, perejil. Tapamos con papel film y dejamos en reposo como mínimo unas 3 horas. En un plato hondo, colocamos la harina garbanzo, los polvos hornear y mezclamos. Agregamos el agua y revolvemos hasta conseguir una pasta homogénea. Envolvemos el calabacin en una lamina de alga nori y lo pasamos por el batido de harina de garbanzo. Freímos en abundante aceite caliente hasta que este dorado. Retiramos y colocamos nuestro no-pescado en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Podemos acompañar el no-pescado con puré, arroz, ensaladilla, patatas al horno, etc.

Tartaleta crudivegana de fresas, murtillas y malvarrosa

8 Jun

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Amigos y amigas de CVF, estamos muy contentos porque comenzamos una serie de colaboraciones donde nuestros amigos amantes de la cocina nos regalaran algunas de sus mas destacadas recetas y de paso nos contaran algunos de sus secretos de cocina y la filosofía que hay detrás de sus preparaciones. Para comenzar los chicos de Dulcegratitud serán los primeros en agazajarnos con una de sus delicias crudiveganas. Dejemos que se presenten:

Dulcegratitud es un proyecto familiar, que nace con la intención de entregar una alimentación vegetariana y vegana nutricionalmente balanceada, gourmet y sabrosa. La componen tres personas: Isidora, una educadora de párvulo; Juan Pablo, un pintor muralista; y Diego, cocinero y estudiante de Nutrición y Dietética. Además de ofrecer servicio de catering a grupos durante los fines de semana, este último tiempo ha abierto su oferta a pastelería saludable, sin lácteos ni huevos, con harinas integrales, reducida en azúcar y con productos sin gluten; con propuestas veganas, crudiveganas y mixtas.

Si quieres conocer más sobre ellos, búscalos en Facebook como Dulcegratitud (https://www.facebook.com/Dulcegratitud).

Tartaleta crudivegana de fresas (frutillas), murtillas y malvarrosa

Ingredientes para la masa: 2 tazas de nueces, 1 taza de dátiles.

Ingredientes para el relleno: 2 tazas de almendras, 2 tazas de fresas (frutillas), ½ taza de pasas rubias, ½ taza de murtillas frescas.

Ingredientes para la decoración: Hojas de malvarrosa (o menta), murtillas* frescas (o algún fruto rojo de tu elección), physalis (aguaymantos).

Preparación: Remoja (en agua filtrada) las nueces, los dátiles, las uvas pasas y las almendras la noche anterior o, a lo menos, 8 horas antes de la preparación. Escúrrelas, deja secar un tiempo las nueces y reserva el agua de remojo de los dátiles.
Para la masa hay dos opciones. La primera, es que dispongas ambos ingredientes en una procesadora de alimentos o 1-2-3 y procesos, formando la masa inmediatamente. Si es necesario, agrega el agua de remojo de los dátiles, hasta formar una masa apelmazada y no muy húmeda. La segunda opción, es que proceses nueces y dátiles por separado y que luego unas en una fuente, logrando una masa más seca y compacta. Vierte esta masa en el molde que has previamente aceitado. Mantén refrigerado mientras elaboras el relleno.
Para el relleno, pela las almendras apretando un extremo y dejando que la semilla se deslice de la piel. No es un paso necesario, pero sí útil si quieres un relleno más liso. Procesa las almendras hasta lograr un polvo húmedo y grueso. A esta harina, incorpora las frutillas picadas y las pasas. Procesa hasta lograr una crema homogénea. Si es necesario, agrega agua de remojo de los dátiles (que has reservado anteriormente), o agua (de preferencia filtrada), para lograr una consistencia de crema espesa.
Retira la masa del refrigerador. Antes de verter la crema de frutillas y almendras, agrega murtillas frescas al fondo, cubre la masa y las murtillas con la crema de frutillas y refrigera por 1 hora antes de decorar.
Para la decoración, limpia hojas de malvarrosa, o menta, y decora la tarta junto con murtillas y physalis.
Refrigera dos horas más y luego disfruta!

Nota: La mutilla* (Ugni molinae) es un arbusto endémico del centro y sur de Chile.
Nota 2: La Malvarrosa (Pelargonium citrosum), también es conocida como citronella o geranio de olor. Es una planta silvestre y se puede encontrar fácilmente en jardines y espacios campestres.

https://www.facebook.com/Dulcegratitud contacto@dulcegratitud.cl

A %d blogueros les gusta esto: